Yo no tengo compromiso con nadie, tengo plena voluntad de que el proyecto se ejecute en la brevedad del plazo, dentro de los márgenes legales

Como lo prometió en su discurso de juramentación, a puertas abiertas el alcalde del distrito de Guadalupe Benjamín Javier Banda Abanto, recibió a las autoridades de los centros poblados de Limoncarro, Mariscal Castilla, Villa San Isidro, con el objetivo de escuchar sus requerimientos, sobre la situación del proceso de licitación en el que se encuentra el proyecto de agua potable y alcantarillado para sus jurisdicciones correspondientes, quienes muy disgustados, afirmaron no estar dispuestos a seguir esperando por la instalación de tan importante servicio básico.
 
La autoridad edil inicialmente desmintió las acusaciones sobre una supuesta vinculación con una de las empresas que vienen participando de dicho proceso, garantizando a todos los presentes, que su prioridad es el de iniciar la obra dentro de los plazos y procedimientos legales, para evitar que en el transcurso de su ejecución, sean observados por Contraloría.

Luego el alcalde del centro poblado de Limoncarro, Juan de Dios Cabanillas Camacho, manifestó que era necesario que se aclaré si el presupuesto asignado para dicho proyecto continúa en las cuentas de la municipalidad o fueron regresadas al Ministerio de Economía y Finanzas, por lo que se apersonó el gerente responsable del área edil, Julio Sánchez, y precisó “aún nos encontramos supervisando los saldos que tiene la municipalidad que fueron dejadas por la anterior gestión, pero si la obra cuenta con el consentimiento (la buena pro) significa que cuenta con el dinero necesario para su ejecución, y si no, pues se añadirá en el presupuesto modificado para este año”

De igual forma, el subgerente de Infraestructuras, Félix Pretel Ruiz, sostuvo que en un plazo de 15 días se iba a tener un informe sobre las condiciones del expediente técnico y de esa forma darle la viabilidad a la obras: “Yo también quiero que se inicie la oba por el bienestar del pueblo pero se debe revisar el expediente técnico y la logística para evitar que afecten y tenga problemas que sean compatibles.

Para concluir la reunión que inició alrededor de las 3 de la tarde del último viernes, en el auditorio municipal, el alcalde Benjamín Banda Abanto, aseguró que él mismo se encargará de que en el plazo de 15 días de la buena pro para la obra. “Se establecerá que un ingeniero se apersone a los centros poblados para supervisar las obras continuamente, pero pido que ustedes también fiscalicen el trabajo que se realizará, además es necesario que presenten un documento formal para que se verifiquen los pozos ciego inmediatamente, porque es un atentado contra la vida, y no lo vamos a permitir”.

Cabe indicar que también estuvieron presentes representantes de las rondas campesinas, así como presidentes de las Juntas Vecinales, y de la Junta Administradora de agua de los centros poblados en mención.