LICENCIAS DE FUNCIONAMIENTO

La licencia de funcionamiento es la autorización que otorga la autoridad competente, para el desarrollo de las actividades económicas, a favor del titular de las mismas.

Asimismo, podrán otorgarse licencias que incluyan más de un giro, siempre que estos sean afines. Por otro lado, el otorgamiento de la referida licencia no obliga a la realización de la actividad económica en un tiempo determinado. Las Municipalidades deberán definir los giros para el ámbito de su suscripción.

Las instituciones, establecimientos o dependencias, incluidas las del sector público que se encuentran exoneradas de la obtención de una licencia de funcionamiento se encuentran obligadas a respetar la zonificación vigente y comunicar a la municipalidad el inicio de sus actividades, debiendo acreditar el cumplimiento de las condiciones de seguridad de defensa civil. (Art.3°).

Las Municipalidades Distritales, así como las Provinciales, cuando les corresponda conforme a Ley, son las encargadas de evaluar las solicitudes y otorgar las licencias de funcionamiento, así como fiscalizar las mismas y aplicar las sanciones correspondientes, de acuerdo con las competencias previstas en la Ley N° 27972- Ley Orgánica de Municipalidades. (Art.4°)